El gas, el petróleo, el combustible básico, sigue escaseando en Nepal. La situación cada vez es más difícil. Nos lo cuenta Kumari, la responsable de “Creciendo en Nepal” en Katmandú. No hay combustible para las cocinas y las calefacciones. El poco que llega ha doblado su precio. Sólo los ricos y la gente de “alta sociedad”, nos dice, pueden permitírselo. Ella y otras familias están cocinando y calentándose con madera o carbón, cuando lo consiguen y pueden pagarlo, en la puerta de sus casas por seguridad. También escasean los alimentos, los medicamentos y otros bienes de primera necesidad. ¿ Qué está pasando en Nepal? Desde hace dos meses y medio Nepal está viviendo un bloqueo por parte de la India. Tras años de disputas, a finales de septiembre, se aprobó por fin la Constitución nepalí que dividía el país en 7 estados federados. Una división que ha provocado numerosos descontentos entre grupos étnicos, hay más de 100 en el país del Himalaya. Revueltas y manifestaciones violentas en su fronteras ha hecho que India bloquee la llegada de combustible, alimentos y numerosos bienes. Otros cuentan que India tampoco está contenta con la nueva Constitución, por eso el boicot y el bloqueo. El gobierno nepalí, nos cuentan, poco hace por tratar de resolver esta situación. Sea como sea, se está produciendo de nuevo una crisis humanitaria.

Tras el terremoto todos los nepalíes vuelven a sufrir un nuevo revés y en particular lo que a Creciendo en Nepal respecta el bienestar de nuestras niñas y niños vuelve a estar muy comprometido. Aún así nos dicen que están contentos, tienen ganas de salir adelante y de luchar porque cuentan con nuestro apoyo y ayuda. Con la tuya. Mil gracias a todos de nuevo.

Creciendo en Nepal.